Your address will show here +12 34 56 78
Diseño gráfico, Opinión

Si algo se encuentra un diseñador gráfico en el mundo es con el vacío de reconocimiento, es algo extraño, porque la inmensa mayoría cuando emprende diversos proyectos no da valor suficiente a la parte gráfica, se sigue viendo como algo secundario, prescindible, en lo que poder ahorrar o recortar “gastos” y lo entrecomillo porque se presupone un gasto y no una inversión. Luego, son los primeros que para comprar o atender a un negocio, un producto, lo que sea, inconscientemente prima a lo que le llama visualmente. Por una parte no le damos valor, pero sin duda, es lo primero en lo que nos fijamos, y expresiones coloquiales nos lo confirman, “la primera impresión es la que cuenta”, “lo que no entra por el ojo…”, “no hay segunda oportunidad para la primera impresión”, etc.


Mucho se ha hablado ya del éxito musical de Rosalía, se han hecho reportajes, programas y hasta estudios de su álbum “El mal querer” como éste de Jaime Altozano el cual recomiendo encarecidamente. Si algo hemos aprendido de esto es que Rosalía no sólo quiso cantar y grabar un disco, sino emplear todos sus conocimientos musicales y rodearse de profesionales en otras disciplinas para hacer un producto completo y redondo. En ello, no se olvidó de la faceta gráfica y sin obviar los pegadizos ritmos y sonidos sintetizados, creo bajo mi humilde opinión, que lo segundo que ha destacado ha sido la imagen de su disco.



Hay que señalar que Rosalía no sólo buscó un gran diseño gráfico para hacer la portada de su álbum, sino que hizo algo que la destaca como artista al completo, ilustró todo su repertorio, cada una de sus canciones, hilando con la historia que contaba y creando un complemento que perfecciona todo el trabajo. Bajo mi criterio veo que el disco no sería el mismo sin ése grafismo además de que me resulta revolucionario dar tanto peso a dichas ilustraciones.


Este enorme trabajo es fruto del diseñador Filip Custic, que con brillantez ha sacado de los tópicos musicales a “El mal querer”, empleando en ocasiones perspectivas isométricas y pero siempre un surrealismo que me recuerda a Dalí, aunque él prefiere llamarlo “objetismo”, un término acuñado por él y que pretende hablar de “la relación que tenemos los humanos con los objetos. Qué significa en nuestra mente cada uno de ellos y qué arquetipos representan”.


Uno se enorgullece más cuando descubre que éste tinerfeño con raíces croatas fue descubierto por la cantante via Instagram. Las nuevas tecnologías no sólo traen el “catastrofismo de los telediarios” sino que rompe con lo tradicional, con las jerarquías y hace accesible y fácil de descubrir a aquel que lo está haciendo bien.



La imagen visual de “El mal querer” creo que permanece en la retina de aquel que la ha visto y seguramente quede recordado como algo realmente novedoso dentro del panorama musical. La estética divina y virginal, ayudan muy mucho y el significado e interpretaciones infinitas hacen que den amplitud y profundidad a cada estrofa de las canciones, mérito de Filip si, pero que sin la visión e importancia que le quiso dar Rosalía no hubiera sido posible.


Todo esto ha servido de inspiración a muchos diseñadores, ya que esta apuesta de la cantante le está haciendo descubrir por ella misma el efecto que produce socialmente, recibiendo numerosos “fanarts” que pretenden ilustrar al igual que Filip Custic, el trabajo en el álbum. Podéis ver una muestra de ello siguiendo sus hashtags en instagram o en éste artículo de The watmag.


Concluyendo y gracias a la artista que es, Rosalía ha hecho algo nuevo en la música y ha dado importancia al diseño gráfico y al arte en general. Uno se siente agradecido por la inversión de la cantante y cómo ha dado valor a “lo que entra por los ojos”. Ojalá la sociedad, poco a poco reconozca la importancia que ya le dan de manera inconsciente.


el-mal-querer-portada
0

Opinión

¿Cuántos de vosotros habéis visto la nueva película de Dragon Ball? Tranquilos, no voy a hacer ningún spoiler, este artículo nace de mi afición a la popular serie de anime. Y es que como gran seguidor de la franquicia este nuevo largometraje trae luces y sombras en mi opinión aunque cierto es, que parece ser bien recibida por la crítica del público en general. Desgranaré algunos aspectos que me parecen fundamentales y que se alejan de lo que ha sido Dragon Ball Z y Super. La última secuela de la serie sigue una línea continuísta que viene a hacer casi un homenaje a los fans, donde podrán ver cosas que siempre quisieron ver y nunca ocurrieron en Z, más batallas y más niveles de poder. Pero Dragon Ball Super Broly es la antesala de lo que será el futuro de Dragon Ball, Akira Toriyama ha introducido cambios que no dejarán a nadie indiferente y que se resumen en dos, cambio de la historia conocida y un gran cambio en la animación.



Historia

Aunque el protagonista de la película es Broly, esta nueva historia nos trae cambios sobre el origen de Goku y el inicio de la franquicia. Son cosas que en mi particular me chirrían, todos hemos vivido con una historia inicial en el que Goku llegaba de bebé y desnudo en su nave, enviado con desprecio por ser un “guerrero de clase baja”.


Sin embargo, en esta nueva entrega se recoge de manera “canon” -es decir, versión supervisada por Akira- que Goku es enviado con una pronta edad sin ser un bebé, con traje de guerreros del espacio y como jugada de supervivencia por parte de sus padres, los cuales sorprendentemente muestran algo de humanidad, cosa que estaba extinta en la raza Saiyajin.


Encontramos también discrepancias en la historia de Broly, quizás menos sonadas y relevantes. Lo más perturbador es la línea temporal, ya que hace su aparición “por vez primera”, obviando las películas existentes del personaje (“Estalla el duelo”, “El regreso de Broly” y “El combate definitivo”) aunque la explicación de esto viene de que no son “películas canon”.


Animación

En otro orden de cosas, la animación sufre un gran cambio debido a la visión de futuro que posee Akira Toriyama con respecto al anime. Dejamos atrás los dibujos de Tadayoshi Yamamuro que nos habían acompañado desde la saga de Majin Buu (incluyendo DB Super y últimas películas) y que para mi habian sido el culmen en cuanto a diseño de personajes y nivel de detalle.


En esta cuestión damos la bienvenida a Naohiro Shintani el cual es elegido por Akira en su eterna búsqueda de “vuelta a los orígenes”. Naohiro es un animador muy joven que pretende refrescar el estilo de la franquicia llevándolo a estilos simples, más “redondos” y clásicos como en Dragon Ball o inicios de DB Z. Un ejemplo:



Captura-de-pantalla-2019-02-21-a-las-7.32.22

La serie hace mucho que se alejó de la imagen mas tópica de lo que es un anime cualquiera, teniendo un estilo tan característico que quizás eso le ha dado parte de su éxito. Tomando ésto como idea de futuro, hay cosas que en la película me chocan. Existen claras diferencias entre escenas, habiendo una falta de detalle destacable en algunos frames y en otros un realismo más característico de Yamamuro. Os pongo ejemplos:




Y como estos, muchos ejemplos más a los que hay que sumarle alguna “reutilización” de planos o guiño a los fans. Aquí os muestro dos imágenes, una de “El regreso de Broly” (1994) frente una de “Dragon Ball Super: Broly” (2019):


broly

Pero no vamos a nombrar sólo lo malo, el film hace uso de nuevas técnicas de animación y coloreado que le hacen ganar mucho al resultado final, también se introducen imágenes hechas con ordenador y obteniendo un plus de realismo y tridimensionalidad importante.


Imagen por ordenador:


El uso del color como hemos dicho es superlativo, disfrutamos de una paleta de colores jamás vista en Dragon Ball:


Aunque por desgracia nos encontramos con diversos usos que no concuerdan con la historia del anime como la típica transformación en Super guerrero / Saiyajin, donde de pasaba del cabello negro al rubio con la única transición de que primeramente aparecían los ojos azules, en cambio, en la película nos encontramos con un extraño color verde en la cabellera:


Captura-de-pantalla-2019-02-21-a-las-7.44.58

Algo parecido ocurre con el paso de Super Saiyajin Dios de Goku a Super Saiyajin Blue que se torna en un haz de luz verde y un pelo plateado más parecido con el Ultra Instinto:


Son detalles que se salen de lo que hemos visto hasta el momento al igual que otras escenas en las que Shintani creo que quiere dar su propio toque a la franquicia. Hablamos de elementos que jamás formaron parte de la animación, como la aparición de pupilas en los personajes, cosa que se reservaba en algunas transjormaciones o subidas de intensidad que si bien es verdad, causan efecto, hacen que algunos dibujos se retuerzan y aparezcan trazados jamás vistos:


¿Una pupila estallando? si, eso hemos tenido que ver en algunos frames. Son como yo les llamo, auténticas idas de olla que como he mencionado antes, imprimen más intensidad y fiereza a las batallas. Estéticamente a mí en particular no me gustan, pero es verdad que logran su cometido consiguiendo que Dragon Ball llegue un punto más allá.


Otra particularidad de Naohiro Shintani son aspectos ya desaparecidos como diiversas posturas y técnicas relacionadas con las artes marciales además de una subida de tono en la agresividad teniendo escenas que llegan a ser “dolorosas”. Las raíces en artes marciales las perdimos en Dragon Ball Z y los daños en los personajes a pesar de ser estéticos casi parecían no afectar al personaje, o al menos, no traspasar la pantalla.



Pero si de algo hay que hablar en “Dragon Ball Super: Broly” es en el paso de gigante en acción, el esfuerzo en animación ha sido mayúsculo y ganamos en espectacularidad, intensidad e inmersión en la lucha. Eso se consigue con escenas mucho más dinámicas, continuos cambios de planos, transiciones entre planos casi al estilo “matrix” e incluso frames en primera persona al más puro estilo de videojuego shooter.


movimientos
luchaGoku

Sin duda es lo mejor del film, un avance en inmersión de grandes dimensiones en el que deben de utilizarse también imágenes por ordenador ya que algunas secuencias guardan muchas similitudes con los videojuegos de la saga, como Dragon Ball FighterZ.



La película no dejará indiferente a nadie, está arrasando en taquilla pero habrá amigos y detractores de ella, lo que sí que debes es sentarte y disfrutar, ya que obviando los detalles de la animación, la acción está asegurada más que nunca.


¿Y a ti? ¿Qué te parecen estos cambios en el horizonte de Dragon Ball?


luchaConjunta
0

Marca personal, Marketing, Social media

Llega una nueva edición del Espacio Knowmads, un interesante evento sobre marca personal, empleo, emprendimiento y oportunidades profesionales organizado por el licenciado en derecho, formador y coach David Barreda. En esta ocasión se celebrará el próximo 23 de octubre en Cádiz y aprovecho la ocasión para recordar al que tuve la oportunidad de asistir en Huelva hace unos meses, concretamente el 9 de mayo de este mismo 2018.



Creo que todos sabemos los cambios que está sufriendo la economía y el mundo laboral, una evolución que nos aleja del modelo tradicional donde el puesto de empleo es algo fijo donde uno echa raíces. Nada más lejos de la realidad y del presente que nos rodea, por ello nace éste espacio de “Nómadas del conocimiento” que es lo que viene a evocar el vocablo “Knowmads”. Esta iniciativa respaldada por la Fundación Cajasol, Ayuntamiento de Huelva y la Consejería de Economía y Conocimiento de la Junta de Andalucía nos da la posibilidad de desarrollarnos personal y profesionalmente ya sea para la búsqueda de empleo, el emprendimiento o simplemente para estar preparado para este mundo en constante y rápido cambio.


Actualmente desarrollo mi marca personal, creo que es vital realzar tus valores, intereses, conocimientos y experiencia, es por ello por lo que no dudé en acudir a este evento que me enseñó y me motivó para seguir en mi labor. Intentaré en éste artículo explicaros lo más destacado de lo que aprendí para que todos avancemos en la figura del “trabajador del futuro”.


La psicóloga Elena Arnaiz nos daba unas claves para desarrollar nuestra marca personal:

  • Buscar qué te diferencia del resto y potenciarlo.
  • Traza un plan para tu desarrollo personal.
  • Ejecútalo sin fijarte en el objetivo final, poniendo el foco sólo en cada paso.
  • Desobedece al miedo y no digas a nada que no.
  • Muestras la imagen que tienes de ti, así que mejora tu autoestima y valora que lo sabes hacer.
  • No caer en la queja y el derrotismo.
  • Disfruta de lo que haces y enseña tu talento.



Elena nos lleva a la parte más personal e íntima de este proceso de crecimiento, éstas que he enumerado son sólo una pequeñas pinceladas de lo que fue una constructiva charla sobre cómo debemos de enfrentarnos a nuestros objetivos superando nuestras barreras mentales y “cocinando” un buen caldo de cultivo para mejorar y saber vendernos. Muchas de sus recomendaciones se asemejan a las que escribí en mi anterior artículo, donde las redes sociales crean una imagen de lo que eres, así que fuera quejas, derrotismos y temas negativos que ensucien esa imagen. Hay que mostrar lo mejor de ti y esto enlaza con tu propio concepto, hay que convencerte de lo que hay en tu persona para así mostrarlo de manera directa o indirecta al mundo.


El siguiente en hablar fue Guillem Recolons, publicista experto en marca personal que nos destacó acciones para potenciar nuestro perfil profesional:

  • Es fundamentar desarrollar un propuesta única para dar valor a lo que haces.
  • El objetivo es poderte mostrar como un referente ya sea en una materia, en tu zona o porque propones algo diferente.
  • Explicar qué haces y no qué eres.
  • Los valores no se cuentan, se demuestran y se transmiten.
  • Diferenciarte también en cómo explicas lo que haces. Llama la atención.
  • Ser público y darte a conocer.
  • Todo deja marca, incluso el no hacer nada.



Estos consejos son fundamentales para conseguir resultados en tu búsqueda de empleo, saberte distinguir y destacar sobre los demás es la clave para que se fijen en ti. Ya no sólo por lo que ofreces sino cómo lo ofreces, Guillem nos anima a relacionarnos, darnos a conocer y tomar constancia de que todo lo que hagamos deja marca, destacando que la inacción también lo hace pero de manera negativa.


Del mismo modo hablamos de que Knowmads es emprendimiento y para ello nos acompañó Adela de Mora, Directora de Andalucía Emprende en Huelva. De ella señalar que:

  • El emprendimiento es una actitud en la vida.
  • Hacer que las cosas ocurran.
  • Crear un ecosistema emprendedor que te sume.
  • No es necesario saber de todo, pero sí detectar qué necesitar saber y quén sabe de ello.
  • Autoconocerte, confiar en ti y sin duda, no dejar de intentarlo aunque falles.
  • Cooperar.
  • Ser valientes pero no temerarios.


Siempre se ha dicho que los emprendedores están hechos de otra pasta y Adela de Mora nos lo confirma. Para algunos es una locura, para otros, es el único camino al que te lleva tu propia pasión. El mejor consejo, no parar de levantarte y aprender después de cada fallo, porque los habrá.


Seguimos con las palabras de Enrique Cejudo y Patricia Vázquez, expertos en orientación laboral que nos insisten en pensar “como si siempre buscase trabajo”, en no abandonar el cara a cara y olvidarse de los “no puedo”.


Por otro lado, Andrés Pérez conocido como el “padre de la marca personal” nos enseñó una visión distinta del buscar trabajo, hace incapié en el cambio de rol en los actores:

  • El trabajo no se pide, se ofrece.
  • La “empresa” eres tú, el producto es tu trabajo no tú, así que vendes lo que haces.
  • Trazar un plan para conseguir objetivos como ¿a qué queremos dedicarnos?¿dónde vamos a trabajar?¿Qué beneficio ofreces?
  • Vender resultados y no títulos.
  • Busca al que toma las decisiones y no al jefe de RRHH.
  • Aprender 2 cosas al año para no quedarse atrás.


Además nos marca varios puntos de actuación: el uno a uno (el cara a cara), el uno a varios (hablar en público), el uno a todos (internet) y el uno a todos “real” (medios de comunicación, libros, etc.).



Centrándonos en lo que son las redes sociales y en ése mencionado “uno a todos” estaba Eva Collado quien nos señaló unas pautas en nuestra vida virtual:

  • Ser humano, creíble, auténtico y humilde.
  • Diferenciar redes sociales y actuar de manera dispar ya que tienen un target distinto.
  • Ser constante, apoya, conecta, alégrate por los éxitos de los demás.
  • Dar para luego recibir.
  • Interacciona.


El cierre fue para David Barreda, el precursor de estas jornadas nos contaba su experiencia y trayectoria destacando lo que él entiende como la actitud fundamental ante la vida y el trabajo, éste camino podría servir como resumen de todos los demás consejos recogidos aquí:

  • No entres en bucle de la fustración, toda carrera tiene altos y bajos.
  • Hay que tomar conciencia de las “reglas del juego”.
  • Aprender constantemente y tener actitud constructiva.
  • Huir de lo que la educación clásica nos enseñar, al tener miedo al cambio.
  • Trazar un itinerario donde hacer cosas que te hagan sentir bien y tengan sentido para tu futuro.
  • Mentalidad siempre abierta.
  • No pidas permiso.



Mucho que analizar y reflexionar con todo lo enumerado. Hay que hacer examen de conciencia y un trabajo de interiorización para convertir estos consejos en un modo de vida. Éste nuevo Espacio Knowmads en Cádiz trae a nuevos expertos como Susana Beato, Julio Segundo, José Mª Sánchez y Lola Rueda, además de muchos de los que hemos mencionado. Seguro que será una nueva oportunidad para aprender, para mí Knowmads fue una experiencia enriquecedora, que te hace ver que hay más gente en tu situación y que me confirmó el camino que ya había comenzado, debemos estar preparados para el cambio ¿qué cambio? no lo sabemos así que preparémonos.

 
0

Social media

Hoy vengo a hablaros de redes sociales, o mejor dicho de cómo NO llevar tus perfiles en redes sociales.


Citar de antemano que cada uno las gestiona como quiere y gusta pero seguramente en las diferentes plataformas hemos visto como famosos, influencers y marcas la pifiaban. Cuando todo queda dentro de tu círculo más cercano no tiene mucha transcendencia, pero cada vez son más los técnicos de recursos humanos que ojean las redes para conocer a sus candidatos. La cosa cambia cuando se trata de empresas y su comunicación corporativa ya que ante un error generas la llamada “crisis de reputación online”. Y es que muchas veces dicho error viene de un comentario que pudo haberse evitado. Si tienes muchos seguidores o quieres hacer un mejor uso quédate a leer para aprender unos tips que quizás te hagan ahorrar algún que otro disgusto.


Primero debemos de diferenciar entre cuenta personal y profesional, cada vez son más las personas que deciden crear dos perfiles para separar las “dos vidas” que todos tenemos. Podrás con ello seleccionar qué públicar, dónde y sobretodo y más importante, quién te lee. Aunque veremos más adelante que ésto no tiene porqué ser una norma.


Típico contenido que no debe salir a la luz o hacerlo en un perfil personal y privado es el que incluyó Paula Vázquez en un sonado tweet hace ya algunos años donde publicaba una foto de un parte médico en el que se incluían datos como su teléfono. El resultado fue un aluvión de llamadas, sms y whatsapps que saturó el móvil y a la propia presentadora. ¡Ojo! Cuidado con cómo gestionamos esas situaciones ya que el remedio puede ser peor que la enfermedad, en este caso, la presentadora publicó como venganza los teléfonos de las personas que le llamaban, a parte de la imagen negativa que genera, su acto podría haberle salido caro ya que podría haber sido denunciada por inclumplir la ley de protección de datos. En el caso de empresas y marcas la compostura en este tema debe ser si cabe, aún más rigurosa.


A veces pensamos que ciertos comentarios no tendrán importancia ni repercusión, pero traemos un caso de algo que pudo haberse evitado, ejemplo de lo que no debe hacerse, más si tu intención es conseguir votos. Mariano Rajoy quiso evitar el debate político con un follower de 15 años de un modo peculiar, evidentemente el asunto se volvió en contra del ex-presidente del gobierno y años más tarde, ése joven con edad para votar recordó dicho error.


Desprecio en twitter de Mariano Rajoy a un joven seguidor

Si algo es vital en tu gestión personal o de marca en redes es no buscarte enemigos, ahora tratamos otro ejemplo muy reciente, el del triunfito Luis Cepeda quien ofendió a veganos y vegetarianos con el siguiente tweet, aunque al menos cayó en borrar los dígitos de la tarjeta de crédito y el nombre del restaurante. Avisamos que es importante que veas las imágenes.



Herir la sensibilidad de un colectivo (que además está de moda su visibilidad) y errar con la crisis de reputación no ayuda para tu carrera discográfica. La respuesta tampoco fue la más correcta ya que denota algo de orgullo quedándose en una disculpa a medias. Avisamos que es importante que veas las imágenes.



Ambos comentarios han tenido su repercusión y son muestra de errores que restan seguidores y simpatía, conceptos muy importantes más si cabe en el fenómeno fan.


Del cómo salir de estas crisis decantará tu futuro, ya que puede hundirte o hacerte salir airoso e incluso beneficiado. Ante una situación así, lo mejor es mostrarte humano, aunque gestiones una empresa, todo es mejor cuando la gente comprende el problema y ve que al fin y al cabo, hay una persona atrás.


Para salir de una crisis de reputación siempre ayudará:
  1. Reconocer el error y pedir disculpas.
  2. Explicar de manera breve y si es posible el por qué ocurrió. (Ojo con no volverte a meter en un problema).
  3. Responder de manera ingeniosa.
  4. Dependiendo del tipo de error, podrás tomarlo con humor e incluso caricaturizarte.
  5. Contraatacar con hechos o campaña de marketing.

De todas formas, éste es un tema amplio y del que me gustaría hablar en otro momento de forma extensa. Para concluir con esto pondremos un ejemplo al uso, Footters, plataforma de fútbol online para ligas no profesionales o semiprofesionales, decidió poner voz a sus partidos con comentaristas de escasa experiencia, lo que provocó una mala impresión por parte de sus seguidores. La respuesta no pudo ser más ingeniosa, respetuosa y cargada de humanidad y humildad. Si estás en móvil haz click en el enlace para ver el vídeo.



Como indicamos anteriormente, el separar lo personal de lo profesional no es una norma tajante, hay que estudiar cada caso y saber que unificar ambas parcelas de tu vida también trae cosas positivas, aunque tendremos que tener mayor cuidado a la hora de publicar.


Un error muy típico a la hora de llevar tu perfil profesional es no mostrar humanidad, parece descarado sólo publicar contenido laboral y más si es de manera programada ya que veremos contenido de dicha índole reiteradamente o a deshoras. Por eso, aunque no mezcles personal con profesional, la tendencia en social media es mostrar gustos, opiniones y experiencias “pseudoprivadas” que humanicen el contenido de tus perfiles. A nuestro seguidores les gusta saber que hay una persona ahí e incluso las empresas quieren conocer aspectos de tu vida para saber qué tipo de persona eres y cómo encajarías en un puesto de trabajo.


Para perfiles de empresas esto se traduce en crear engagement buscando la empatía y la interacción, hay que alejarse de ser el tablón de anuncios de la compañía y mostrar una imagen fresca y de cercanía con nuestros seguidores. Como extra, es muy importante que tus publicaciones añadan valor a la marca además de “rellenarla” o complementarla con contenido que generen interés y motivos para el seguimiento. El objetivo es cumplir con tu deber para con la empresa y además darle a tu público algo que de por sí haga que gustes o atraigas al margen de la actividad que promociones.


Volviendo al ámbito de las personalidades y haciendo un guiño a mis seguidores de Huelva y en particular del Recreativo de Huelva mencionaré el caso de una leyenda que jugó bastantes años aquí y que se creó una cuenta en Twitter hace ya bastante tiempo, éste jugador decidió apoyar al Barcelona durante el seguimiento del partido en dicha red social y claro, no sentó nada bien dentro de la parroquia recreativista. Quizás en éste hecho podría haber sido protagonista cualquier persona en sus redes, pero cuando eres un ídolo de la afición y además defiendes sus colores, no está del todo bien señalarse como seguidor de otro equipo. El incidente acabó con el futbolista “colgando las botas” prematuramente en dicha plataforma y nunca más se supo de él en redes sociales, eso sí, sobre el terreno de juego fue un profesional de la cabeza a los pies durante el resto de años que defendió la albiazul.


Por eso, cuando veo a ciertos futbolistas publicar según qué cosas me pongo las manos en la cabeza y es que aunque son personas como tú y como yo, no dejan de ser una figura y un referente. Digamos que en el pecado se lleva la penitencia y hay que tener encuenta éstas y otras recomendaciones para no tener disgustos.


El asunto no es sólo evitar problemas y ser ejemplo de trabajo y superación, sino representar a tu club/empresa, incluir además el ya mencionado contenido de valor, acerca tu profesión a la afición, darla a conocer ya que es una gran desconocida en sus entresijos, ser corporativista, involucrarse con la ciudad en la que resides y sin duda, estar en las duras y en las maduras, al fin y al cabo, no dista de cualquier puesto de trabajo, donde al empleado o jefe se le pide que lo sea dentro y fuera y sobretodo que muestre estar comprometido con él. Yo en este sentido les aconsejo dos perfiles, uno público donde ser más correcto y otro privado donde sólo esté el entorno más cercano y de confianza.


Para concluir, haremos un resumen de qué hacer y qué no en la gestión de redes sociales:

Qué NO debes hacer en tus perfiles de redes sociales:
  1. Ser agresivo o irrespetuoso.
  2. Mostrarse intolerante o sectario.
  3. Mostrar información personal.
  4. Ofender a colectivos incluso de manera indirecta.
  5. Hacer un seguimiento intensivo de tu día a día.
  6. Mostrar fotos de terceras personas sin su consentimiento.
Recomendaciones para tus perfiles profesionales o de empresa:
  1. Evitar ser únicamente tablón de anuncios
  2. Humanizar tu actividad y contenido.
  3. Mostrarte humilde y en caso de error pedir honestamente perdón.
  4. Añadir contenido de valor que genere interés más allá de tu actividad profesional.
  5. Crear engagement siendo empático e interacción con tus seguidores.
  6. Mostrarte cercano y accesible.

Si tienes cualquier duda o necesitas asesoramiento en gestión de redes sociales, puedes contactar por nuestros perfiles de Twitter, Facebook, Instagram, Linkedin o escribirnos en el correo electrónico: contacto@ardepizando.com

0

Marketing, Publicidad, Social media

Ayer llegaba como cualquier día a la estación de tren para una nueva jornada de trabajo, todo normal, personas de aquí para allá, comercios, letreros sobre otros trayectos, alguna legaña en los ojos y por supuesto, la siempre presente publicidad. Los carteles publicitarios nos acompañan siempre, alguno que otro ha desarrollado una habilidad selectiva en la vista que son capaces de ignorarlos como si no existieran, pero ayer fue distinto, una lona me llamó poderosamente la atención y no es que fuera por su imponente tamaño sino por el mensaje que lanzaba: “Mira que eres linda”.



El anuncio era de Pascual -comúnmente conocida como Leche Pascual- donde un granjero le cantaba a una vaca con la citada frase como protagonista. La campaña destaca el #BienestarAnimal y es ahí donde me suscitó aún más curiosidad, sin duda me parecía una publicidad diferente.


 




Mi pasión por la publicidad unida a lo ligado que está el tema del bienestar animal con mi trabajo y por ende en el mundo veterinario hizo que no pudiera evitar el buscar información sobre la campaña y su marca en internet y redes sociales. El resultado fue que mi interés creciera y que me encuentre en estos momentos escribiendo éste artículo.



Pascual parece haber iniciado en septiembre una nueva estrategia de marketing en la que se ven cambios sustanciosos en imágenes publicitarias, contenido de sus videos de Youtube y destaca tanto la creación de su perfil de Instagram como su nueva política de la cual hablaremos más adelante. Pero antes me gustaría hablar del porqué, antes os nombré Pascual e hice hincapié en su anterior nombre Leche Pascual. Según ésta web, en 2014, Leche Pascual hace un giro en su estrategia y piensa que ya no sólo se dedica a la leche -cosa que es totalmente cierta- y por lo tanto elimina el foco sobre la palabra “leche”, cambia su nombre por “Calidad Pascual” para destacar una de sus cualidades e integrar a toda su gama de productos como zumos, postres, aguas y bebidas vegetales. Dejan de ser empresa lechera para destacar lo diverso de su catálogo, como resultado, grandes pérdidas además del deterioro de su imagen tradicional. Por lo que veo no es que lo hicieran mal en marketing, agregan contenido a su marca, realizan tareas que acercan de manera indirecta la marca al público, el llamado “inbound marketing”. Pero a pesar de ello, Pascual pierde gancho y demuestra cómo una simple palabra como “leche” hizo perder al público que se identificaba con la empresa.



Fruto de dicho fracaso “Calidad Pascual” hace un giro de 180º y se queda con “Pascual” pero enfocando su campaña en la tradición, en el origen de todo, la central lechera, sus ganaderos y sus vacas pero añadiendo un hecho diferenciador, el bienestar animal, tan de moda en nuestros tiempos. La compañía está certificada por AENOR y es algo que quiere, puede y debe potenciar, partiendo de esa base lanza su campaña donde además incluye el lema “dar lo mejor”. En su Youtube podemos ver éste vídeo:







Con éste video creo que nos queda claro por donde van los tiros, pero quisiera destacar la labor que hacen en Instagram, la red social que crece más y cada vez más. Tomando como sello el vocablo “instagranjers” y una cara conocida como el Youtuber e Instagramer Miquel Montoro nos acercan el día a día de una granja a sus seguidores, siempre con humor, buscan la interacción y abogan por la “vida en el campo”. Sin duda un perfil muy recomendable y de lo más divertido.



El tiempo dirá si dicha campaña corporativa tiene éxito pero desde luego tienen los aires modernos y vintage que se llevan en la actualidad además de ampliar su radio de actuación desembarcando en nuevas redes sociales.

0

Branding, Diseño gráfico, Packaging
Lo reconozco, me declaro un empedernido consumidor de Coca-Cola y no es que fuera un apasionado de su sabor, yo era más de Fanta -aunque también pertenezca a Coca-Cola Company- pero los inevitables madrugones por trabajo y mi fobia al café me han hecho un consumidor diario del refresco por excelencia en mi constante búsqueda de cafeína matutina. Todo ello me ha hecho vivir la rápida -y drástica- evolución que ha sufrido los envases de Coca-Cola en los últimos tres años. ¿A qué se debe? ¿Surge el efecto de su objetivo? Es lo que intentaremos explicar en este humilde blog de diseño, pero primero, os ponemos en antecedentes y os mostramos dicha evolución.

En 2005, con la salida al mercado de la Coca-Cola Zero, la compañía siguiendo una serie de normas visuales que venía usando desde antaño lanzaba los nuevos envases en los que distinguía claramente cada sabor con un color.
  latas-cocacola-2005
Creo que todos identificábamos fácilmente cada variedad y asociamos con el paso del tiempo los colores al sabor, esto es así como que la competencia comenzó a copiar los colores -excepto Pepsi, siempre haciéndose distinguir-, marcas menores y marcas blancas usaron con buena aceptación esa relación que quedó almacenada en los cerebros de los consumidores.

Y en 2016 llega el cambio, o mejor dicho 2015, ya que en ése año Coca-Cola decide implantar en España, Chile y Rusia su nueva imagen de marca y un año más tarde extenderla al resto del mundo. Dicho cambio responde a una estrategia de marketing de “marca única” muy de moda en la actualidad. Las nuevas tendencias nos llevan al uso de colores planos, sencillez en los diseños y en una imagen de marca claramente identificable.

 
  latas-cocacola-2015 
En lo que a mi experiencia personal respecta diré que el cambio es perturbador, ya que en más de una ocasión me generó confusión y tuve que fijarme expresamente para poder distinguir, aunque también era normal, ya que el cambio era bastante radical. Ciertamente, el color que aparece a la mitad del diseño es un claro guiño a la guía que seguíamos hasta el momento.

Entiendo la motivación que llevó a Coca-Cola a hacerlo, la compañía sentía que con tantos colores al uso, perdían su identidad. Habría que destacar que hay aún más modalidades, la Coca-Cola Cherry que añade un tono burdeos a la lata, y la de Stevia con verde o la Coca-Cola Vainilla o Limón que introducían colores amarillentos al envase. Entre tanto color es normal que la marca buscara una unificación.

Cuando el formato empezaba a implantarse y normalizarse dentro del público, llega un nuevo cambio. En 2018, se lanza una nueva línea de diseño que vuelve a romper las bases de antaño e incluso con la vertiente originada en 2015.

  latas-cocacola-2018  

En esta ocasión destaca el rojo, llegando a ser el color único del envase. Me hace pensar que la idea originaria era esta pero quisieron hacer un cambio progresivo, de otro modo no me explico un cambio tan rápido, ya que el diseño con el que arrancamos estuvo vigente durante diez años y ahora en tres -dos para la mayor parte del mundo- deciden implantar una nueva imagen.

Si bien es de destacar que esta línea probablemente corrija errores de la anterior, ya que el indicar los diferentes “sabores” en la parte superior sin duda ayuda al consumidor a distinguir los modelos, más incluso que coloreando la mitad del envase aunque pudiera parecer lo contrario.

Tema a parte es la nueva nomenclatura, ya que desaparece el reconocible “Cocacola zero”, “zero zero” o “light” por “zero azúcar”, “zero azúcar, zero cafeína” y “sabor light”, ¿qué es eso de sabor light? ¿acaso sabe menos?, ahí si me parece un error de marketing, se pierde la “marca” que poseía sus sabores y además se lanza un mensaje contraproducente.

Y para acabar, no quería irme sin nombrar el cambio en las botellas de cristal que aún causan más confusión, ya que pierde todo identificador de color. Aunque aún más grave me parece el mantener las marcas de sus modalidades con “zero”, “zero zero” y “light”, ¿no quedamos en que era “sabor light”?  

botellas-cocacola  

A veces mi reflexión intenta alejarse y tomar perspectiva del asunto, ya que mi yo consumidor y mi yo diseñador chocan. ¿Verdaderamente era necesario este cambio? ¿La estrategia de “marca única” responde a una necesidad real en el consumo, a una “moda pasajera” o simplemente a una campaña de visibilidad vía marketing? Os dejo estas preguntas abiertas para que lo piensen.
0